Escrito por Allison James                          Sep 03, 2020

Traducido por Grace Frank              Método Grief Recovery Method

Parece que la mayoría de las escuelas en Estados Unidos no abrirán de la forma en que lo hacen usualmente debido al COVID-19.  Si lo hacen, los estudiantes no tendrán las experiencias acostumbradas.

Los estudiantes y maestros casi seguramente estarán usando mascarillas, revisando su temperatura, no podrán jugar libremente en los recreos, no podrán comer en grupos en la cafetería y no se les permitirá caminar de salón en salón para las diferentes clases.

Si la escuela no re-abre, los niños se tendrán que acostumbrar a no ver a sus maestros y compañeros, a una rutina matutina diferente y ajustarse a una nueva manera de aprender, ya sea en línea o al ser instruido por un padre o tutor con un mensaje de enseñanzas.

A pesar de que es fácil entender intelectualmente el porqué está pasando esto, el duelo no es una experiencia intelectual, es emocional.

Aunque el cierre de escuelas no sea lo que la mayoría de las personas asocian con el duelo, ciertamente es una experiencia que provoca dolor emocional.

Hay artículos en internet que nos hablan sobre la resiliencia de los niños y de cómo se ajustan y rebotan.  Eso puede ser cierto o no, pero nosotros sabemos que los niños tienen una mejor oportunidad de ser resilientes si se les permite sentir sus sentimientos normales y naturales cuando aparecen.

Entonces, ¿qué puedes hacer para ayudar a tus niños con su duelo?  

Se honesto.

Si tus niños piensan que estás escondiendo tus sentimientos, imitarán tu conducta. 

Si te ven intelectualizar tus sentimientos, harán lo mismo.

Si te ven siendo fuerte, tratarán de ser fuertes.

Cuando tus niños hablen sobre cuánto extrañan su escuela, sus amigos, o el experimentar lo que anhelaban, no trates de arreglarlos con consejos intelectuales.  Reconoce lo que dicen, “Yo se que eso es decepcionante, ¿no?” Después deja de hablar y escucha su respuesta.

Les puedes decir la verdad sobre ti mismo.  Si estás decepcionado o triste por que la escuela esta cerrada, diles.  El decir la verdad hace que tus niños se sientan seguros para hacer lo mismo.  Si escondes tus sentimientos, tus hijos se pueden confundir por que están recibiendo señales mezcladas entre lo que sienten y lo que perciben de tu lenguaje corporal y lo que expresan tus palabras.

Mientras no puedas controlar lo que sucede con el sistema escolar, puedes ayudar a tus niños a ser honestos emocionalmente y a evitar los pozos emocionales de sus sentimientos ocultos.    

Los niños pueden ser muy pequeños, pero son muy listos.  Ellos te admiran y van a seguir tu guía.  Dales las mejores herramientas para que trabajen a través de su duelo al permitirles experimentar sus sentimientos normales y naturales.  Cuando lo hacen, les estarás ayudando a aprender las habilidades que necesitarán el resto de sus vidas.

Visit Us On TwitterVisit Us On Facebook