Escrito por Steve Moeller Nov 28, 2016
Traducido por Grace Frank Grief Recovery México











Si estás leyendo este post, es muy probable que no seas un profesional capacitado para apoyar en la superación del dolor emocional, sino alguien que ha sido empujado a éste papel y que está a la búsqueda de ayuda. No estás solo.
Cuando sucede una muerte en la familia, casi siempre hay una persona que tomará un papel que otros miembros de la familia no pueden tomar por que están muy gastados emocionalmente. Ese papel puede ser el de proporcionar cuidados, dirigir eventos, consejero de duelo, o todos ellos juntos. Si en alguna ocasión te has encontrado es esa posición, sabes lo cansado que es. No solamente tomas nuevas responsabilidades y manejas las emociones de los demás, sino que te encontrarás escondiendo tus propios sentimientos en el fondo. Si te encuentras teniendo que tomar nuevas responsabilidades después de una pérdida en tu familia, es importante que te acuerdes de cuidarte.
Por ejemplo, al viajar en un avión. Si en la cabina del avión la presión baja y caen las máscaras de oxígeno, te dan instrucciones de ponerte la máscara tu primero antes de ayudar a tus hijos. Después de poner tu máscara en su lugar, ayudarás a tus hijos con las suyas. Para algunos, esto podrá parecer contra la intuición. Si eres un proveedor de cuidados por naturaleza, tu primera respuesta probablemente será primero ayudar a tu niño y después ponerte la tuya. Sin embargo, si no te ayudas a ti mismo –como se indica en los manuales- probablemente no serás capaz de ayudar a nadie más. Es importante que te pongas tu máscara para que puedas estar alerta y bien para ayudar a los que te rodean. Esta lógica aplica para otras áreas de la vida también. Podrías pensar que es egoísta tomarte tiempo para ti mismo, especialmente durante una crisis de familia, pero eso no podría estar más alejado de la verdad. El ignorar tus necesidades durante un tiempo difícil, no solamente te llevará al agotamiento, sino también al resentimiento, confusión y aislamiento, aumentándose ellos a tu dolor emocional.
Si sientes que necesitas mejores herramientas para manejar el dolor emocional de la pérdida, aquí hay algunos pocos pasos que puedes tomar para empezar a cuidar mejor a tu familia y a ti.

Apoyando a tu familia: Escucha con el corazón, en lugar de la cabeza, se un corazón con dos orejas.

Esto puede parecer como un enunciado simple, pero require que aprendas un Nuevo juego de habilidades.
Es muy fácil, cuando estás escuchando a alguien que maneja con el dolor emocional de la pérdida, el tratar de “arreglar” su duelo. La realidad de las cosas es que no las puedes arreglar. No importa lo que digas, ¡no puedes cambiar el hecho de que alguien ha muerto!
¡El Duelo es la reacción normal y natural ante cualquier cambio importante en tu vida!
Quizá ya hayas tenido la experiencia de alguien diciéndote como sentirte, o porque no deberías sentir lo que estás sintiendo. ¿Eso te ayudó? Cuando murió mi padre, las personas me dieron un gran número de razones por las que no me debería sentir mal, incluyendo que el ya no estaba sufriendo, que no le gustaría que yo sufriera y que él ya estaba en un mejor lugar. Yo conozco todo esto de manera lógica e intelectual, ¡pero el duelo es emocional, no es lógico ni intelectual! ¡Ahora me sentía mal por sentirme mal, no me sentía mejor en ningún nivel!
Si hay niños dentro de este grupo al que estás tratando de ayudar, por favor compra una copia de “Cuando los Niños Sufren” para que tengas las herramientas para empezar a ayudar. Tendrás la oportunidad de ayudarles con mejor información que la que tu tenías al enfrentar tu primera pérdida, ¡te ayudará a ti también! Habla de crear un ambiente seguro para que puedan expresar sus sentimientos, más que embotellarlos. Sin un mecanismo seguro para expresar dolor emocional, los niños se pueden retraer o reaccionar para poder manejar sus sentimientos conflictivos.
El hecho de que estés escuchando, más que arreglando, empezará a quitar algún peso de la carga emocional de tus hombros.

Apóyate a ti mismo tomando acción.
¿Te acuerdas que dijimos que en realidad no puedes ayudar a otros hasta que te ayudes a ti mismo? Puedes pensar que tu dolor emocional es menor o bajo mejor control, pero la verdad es todos están sufriendo dolor emocional al 100% de su capacidad emocional. Entonces, ¿cómo ayudo a un miembro de la familia en duelo? La mejor manera de ayudarles es poniendo el ejemplo de cómo tomar acciones de recuperación, más que solamente reprimiendo tus sentimientos, Si lees “Cuando los Niños Sufren”, probablemente estarás consciente que las herramientas que aprendiste al crecer de cómo moverte a través de una pérdida no hicieron anda en realidad para ayudarte a moverte hacia adelante.
Lee y lleva a cabo los ejercicios en “MANUAL SUPERANDO PERDIDAS EMOCIONALES”, o mejor aún, únete a un Grupo de Apoyo del MÉTODO GRIEF RECOVERY. Esto te ayudará efectivamente a manejar tus propios asuntos no terminados de tu relación con la persona que murió. Los pasos son bastante simples. Te dará un camino seguro para sacar los sentimientos que has reprimido. Tendrás un mecanismo para manejar con las cosas que deseas que hubieran sido diferentes, mejores o más abundantes dentro de tu relación.
El hecho de que estés leyendo esto, quiere decir que te importa tu familia. Has estado haciendo todo lo posible para aligerarles la carga al manejar tantas de las tareas físicas asociadas a la pérdida. El llevar a cabo esas acciones te ayudará de la mejor manera para apoyarles para manejar su dolor también. La recuperación del dolor emocional es acerca de ayudarte a ti para que puedas ayudar a los demás. ¡Este es uno de los mejores regalos que te puedes ofrecer a ti y tu familia!
Si te sirvió este artículo, te sugerimos que revises los artículos en nuestro blog.

44439096 – man comforting his sad mourning friend embracing her in a park

Visit Us On TwitterVisit Us On Facebook