Escrito por Stephen Moeller Feb 07,2017
Traducido por Grace Frank Método Grief Recovery México

El Método Grief Recovery se usa alrededor del mundo en una variedad de escenarios. Los facilitadores varían desde psiquiatras, psicólogos, hasta médicos, enfermeras, clérigos, directores de funerarias y laicos. El común denominador entre ellos es que cada uno ha encontrado que este método es una herramienta poderosa con la cual trabajar a través del duelo en sus vidas. Ellos han escogido certificarse para usarlo en ayudar a los demás.
Con frecuencia recibimos preguntas sobre el uso del Método Grief Recovery en las prácticas terapéuticas. Pensamos que la mejor manera de contestar esas preguntas es entrevistando a un terapeuta real.
Ashley Mielke es una psicóloga registrada que tiene su práctica en Edmonton, Alberta. Obtuvo su título en Psicología Aplicada de la Universidad Concordia de Alberta en 2008 y su Maestría en Ciencias en Terapia Marital y Familiar de la Universidad de Loma Linda en California en 2012. Después de ello, instaló su práctica en Edmonton.
Conocí a Ashley en una conferencia el otoño pasado, y estuvo de acuerdo que la entrevistara para éste blog.
Pregunta:¿Cuál era el enfoque de tu práctica antes de certificarte como una Especialista en el Método Grief Recovery?
Mielke: Antes de ser una Especialista Certificada en el Método Grief Recovery, me ocupaba de la práctica general. Sin embargo, desarrollé una pasión muy fuerte por el trabajo con los dolientes después de la muerte de mi padre en 2010, trabajé con individuos, parejas y familias que tenían temas muy variados dentro del ciclo de sus vidas.

Pregunta: ¿Cuándo y en qué lugar, en relación con tu educación/ práctica, oíste por primera vez algo acerca del MGR?
Mielke: Primero aprendí acerca del Instituto Grief Recovery y del Método Grief Recovery cuando empecé a investigar “entrenamientos especializados en el duelo” en línea en el otoño de 2012. Me acababa de graduar de mi Maestría y estaba empezando mi práctica como psicóloga. Sabía que me apasionaba el trabajo con dolientes, pero no tenía herramientas tangibles para ofrecerles, más allá de ser un “corazón con orejas” y proveer un ambiente seguro, abierto y sin juicio para que pudieran compartir sus historias de pérdidas. Cuando empecé a leer los blogs del Instituto, me identifiqué inmediatamente con sus valores, filosofía y enfoque hacia el trabajo con los dolientes. Inmediatamente me inscribí al Curso de Certificación como Especialista.

Pregunta: ¿Estabas en alguna medida escéptica de tomar el entrenamiento?
Mielke: No estaba escéptica ni aprehensiva antes o durante el curso. Supe desde las primeras horas del curso que el Método Grief Recovery encajaba excelentemente con mis valores, creencias y ambiciones para ayudar a los dolientes.

Pregunta: ¿Cómo te impactó el curso a nivel personal?
Mielke: El curso cambió absolutamente mi vida y el camino de mi carrera tal como lo conocía. Experimenté un profundo cambio en la recuperación que necesitaba tan desesperadamente con mi padre, y con otras relaciones significativas en mi vida. Cambió la visión de mi misma, de los demás y de las relaciones. Tomé nueva responsabilidad sobre mi vida. Dejé de victimizarme en cuanto a mis pérdidas pasadas, me despedí de expectativas y creencias viejas que ya no me ayudaban, y, empecé a vivir mi vida de una manera más presente. Empecé a ver mi mundo a través de una nueva lente.

Pregunta: ¿Qué tan rápido introdujiste el MGR a tu práctica?
Mielke: Salí el lunes por la tarde muy emocionada y con mucha curiosidad acerca de hacia adonde me llevaría este trabajo. Inmediatamente cambié el nombre de mi negocio, actualicé el contenido de mi página web y empecé mi primer programa uno-a-uno esa semana. Sabía que había sido llamada para hacer este trabajo y más que otra cosa quería ayudar a mis pacientes a alcanzar la sensación de sentirse completos.

Pregunta: ¿Como encontraste que impactó a tus pacientes?
Mielke: Este trabajo ha sido increíblemente exitoso con mis pacientes. Lo qué es diferente entre el MGR y otros enfoques es que me proporciona algo tangible, algo concreto, un proceso claramente definido y estructurado para trabajar. Esto es precisamente lo que deseaban mis pacientes para sanar, ¡además de mi sueño como terapeuta! Mis pacientes quieren saber que hay acciones que pueden tomar para ayudar a su corazón a sanar, ¡además de saber que no pasarán los próximos 20 años sentados cada semana en mi sofá! Después de varios programas uno-en-uno, empecé a encontrar un patrón de éxito en el viaje de mis pacientes hacia la curación y la recuperación. Ese ha sido el trabajo más significativo que he llevado a cabo. Desarrollé una apreciación profunda al hacer el trabajo de limpieza del pasado, con el objeto de avanzar hacia el futuro. ¿Cómo podemos recibir lo nuevo, si no nos hemos despedido de lo viejo?

Pregunta: ¿El uso del MGR ha cambiado o impactado tu práctica en algún nivel?
Mielke: Absolutamente, en solo 3 años desde que empecé mi práctica y me certifiqué, mi negocio se ha cuadruplicado en cuanto al número de pacientes que vemos mensualmente. Más del 70% de nuestros pacientes trabajan con el programa del MGR. El otro 30% están enfocados en mantener un cambio emocional y conductual duradero, después de terminar y completarse. El 100% de nuestros pacientes son dolientes. Adicionalmente, recibimos referidos de pacientes del pasado, médicos, terapeutas, compañías de seguros, y de agencias no lucrativas que aprecian profundamente el trabajo que hacemos en nuestra comunidad. Desde 2013 he realizado 200 programas uno-a-uno y un programa de grupo de 8 semanas, he facilitado mas de una docena de cursos de certificación, he contratado a 3 personas que trabajan para mi práctica quienes ya están certificados en el método.

Pregunta: ¿Recomendarías el MGR a otros en tu profesión?
Mielke: Por supuesto. Si su verdadera pasión y llamado es el trabajo con dolientes, este es un programa increíble que no solamente enriquecerá y transformará la calidad de sus vidas y de su trabajo, sino que efectuará un cambio significativo en las vidas de sus pacientes.

Pregunta: ¿Algunos otras ideas que quieras compartir?
Mielke: No solamente podemos aplicar las habilidades y el conocimiento que hemos adquirido como Especialistas en Grief Recovery; podemos también utilizar el entrenamiento, experiencia y cualificaciones que tenemos como profesionales de la salud mental. No devaluamos nuestras habilidades y los servicios para los que estamos calificados para ofrecer a nuestros pacientes. Para aquellos de ustedes que son profesionales de la salud mental, pueden construir sobre lo que ya saben y en lo que ya son realmente hábiles, para continuar apoyando a sus pacientes dolientes para que se recuperen.
La práctica de Ashley Mielke se llama El Centro de Curación del Trauma y Duelo. Su equipo incluye ahora tres psicólogos que han aumentado su educación con la certificación en el Método Grief Recovery, además de personal de oficina, que está también certificado por en Instituto Grief Recovery. Puedes conocer mas de su práctica en www.healmyheart.ca

Visit Us On TwitterVisit Us On Facebook