Escrito por Steve Moeller Sep 27, 2017
Traducido por Grace Frank Método Grief Recovery México

El duelo por un aborto espontáneo es a menudo olvidado e ignorado por los demás. Este tipo de duelo es frecuentemente desconocido y cae dentro de la categoría del DUELO PRIVADO DE DERECHOS.

¿Qué es un aborto espontáneo?
Un aborto se define generalmente como la pérdida del
feto/bebé antes de que sea viable en el exterior del vientre materno. El marco del tiempo frecuentemente se define como antes de las 20 semanas de gestación. Mientras que algunos dentro de la comunidad médica se refieren a esto como “aborto espontáneo”, muchos padres sienten a este término como ofensivo, ya que consideran que el aborto es un acto de opción voluntaria, lo que difícilmente es el caso cuando se malogra un bebé esperado. (Cuando el bebé muere antes del nacimiento, pero después de la vigésima. semana de gestación se le llama nacimiento de niño muerto.)
Las causas exactas de un aborto espontáneo no son determinadas a menudo. Es la falta de información la que puede muchas veces aumentar el dolor emocional, creando miedos en embarazos futuros.

Hay muchas razones por las que se descuenta el dolor emocional provocado por este evento.
Para aquellos que pierden a un bebé tan temprano en el embarazo, generalmente hay muy poco reconocimiento de lo que ha pasado. Mientras que ahora es posible determinar el embarazo después de algunos días de la concepción, muchos padres en espera deciden no compartir esta información con los demás hasta que está más avanzado el proceso de gestación. Si esta fue su decisión, los amigos y la familia pueden no estar enterados de nada hasta después del aborto espontáneo. Aún entonces, algunas madres (y padres) pueden no compartir su historia más allá de su familia inmediata, lo que puede limitar el apoyo emocional.
La comunidad médica a menudo se refiere a un bebe abortado como un “producto de la concepción”, más que como un bebé, ya que es tan temprano en el embarazo. Como tal, es común que los hospitales desechen la evidencia física de este embarazo como lo harían con cualquier otro tejido producto de una cirugía. Hay algunos (los menos) que ofrecen a los padres la opción de contactar a una funeraria para arreglar enterrar o cremar de manera privada los restos, aunque no es un procedimiento estándar.
Esa disposición, aunque práctica lógicamente, no les ofrece a los padres la oportunidad de planear alguna clase de servicio o de reconocimiento público de que han perdido al bebé que esperaban. Esta falta de reconocimiento de que ciertamente lo hicieron, perdieron a su hijo, puede llevar a la carencia del derrame de apoyo emocional de los demás.
En mis más de 40 años dentro de los servicios funerarios, en algunas ocasiones he oído a amigos bienintencionados comentarles a ambos, padres y madres, que fueron “suertudos” cuando les sucedió esto tan temprano en el embarazo, antes de que en realidad conocieran a su hijo. Aunque sus intenciones son de consuelo, en verdad, esas afirmaciones son impensables y muy dolorosas. Este es simplemente otro ejemplo de personas tratando de manejar un evento devastador emocionalmente con una respuesta intelectual. Aunque estos padres nunca tuvieron la oportunidad de establecer una relación cara-a-cara, si crearon un lazo emocional con su hijo no nacido. Muchos de ellos ya habían forjado sueños y expectativas de un futuro con este hijo que, debido al aborto espontáneo, nunca darán fruto.

El sitio de internet Apoyo para el Aborto Espontáneo, de Auckland, Nueva Zelanda, identifica 47 respuestas emocionales diferentes que una madre puede experimentar relacionadas con este tipo de pérdida dolorosa. Estas pueden incluir la pérdida de identidad como madre, (si no hay más hijos), la pérdida de la confianza, la pérdida de la confianza de su propio cuerpo y los miedos para los futuros embarazos. Aunque físicamente no hayan cargado al bebe, los hombres también se pueden ver impactados emocionalmente. Sus sentimientos de pérdida emocional muy a menudo son ignorados completamente, haciendo de ésta una pérdida mucha más minimizada. La familia y los amigos podrán ofrecer apoyo emocional, pero raramente tienen el concepto del dolor emocional que la madre y el padre de este niño experimentan. Aún cuando de manera personal hayan manejado un aborto espontáneo y sientan que se pueden relacionar, nunca entenderán completamente lo que este padre que estaba esperando siente en su interior. Todos estos sentimientos de pérdida no necesariamente se disipan con el paso del tiempo. No es poco común que el duelo de esta pérdida resurja alrededor de la fecha programada para el nacimiento, el Día de la Madre o del Padre, o en otros días de fiesta en los que se anticipaba la presencia del niño. Aun el ver a otros padres con sus hijos puede ser un doloroso recordatorio de la pérdida.
Hace casi 35 años, una mujer que asistió a Grupo de Apoyo del Método Grief Recovery, me dijo que venía a manejar el divorcio inminente de su hijo. Al avanzar en el programa encontró que la pérdida que le causaba el más grande dolor emocional era el aborto espontáneo de su primer hijo, hacía más de treinta años. Nunca había aceptado el impacto de esa pérdida que continuaba molestándola, aunque no se diera cuenta.
De hecho conocí a su hijo quien me dijo que estaba sorprendido por los cambios positivos en su madre después de que había tomado las acciones de recuperación por medio del programa. Antes, ella había estado menos disponible emocionalmente y demostrativa de su amor por los hijos que tuvo después de esa pérdida. Fue casi como si ella hubiera tenido miedo de involucrarse emocionalmente con ellos por si los perdía también.

¡Tomando las acciones positivas de recuperación!
Aunque el duelo de un aborto espontáneo puede ser ignorado por otros, no quiere decir que no exista o que no necesita ser atendido. El tomar acciones de recuperación ofrece la oportunidad de expresar y avanzar sobre el poder del dolor emocional de esa pérdida. Nos da la oportunidad de ponerle voz a esos sentimientos que muy a menudo tienden a ser suprimidos. Permite a esos padres la oportunidad de manejar mejor todos sus sueños y expectativas de un futuro con este hijo que nunca tuvieron la oportunidad de experimentar realmente.
Aunque el aborto espontáneo haya sido reciente o hace muchos años, el METODO GRIEF RECOVERY puede ser muy efectivo para que esos padres avancen más allá del poder del dolor emocional de esta pérdida que es muy a menudo descontada. El poder de este acercamiento es que no solamente maneja con el duelo al momento de la pérdida. Este Método ofrece la oportunidad de dirigirse a esos momentos emocionales dolorosos cuando emergen mucho tiempo después de la muerte, cuando el padre piensa en donde estaría ese hijo si hubiera vivido.
Para aquellos que toman acción poco tiempo después de la muerte, les ofrece las herramientas necesarias para manejar ese tipo de momentos en el futuro cuando piensen acerca de lo que hubiera sido.
Más que sufrir en silencio, o almacenar el dolor emocional, puedes tomas acciones. Por favor no dejes que el duelo de esta pérdida te controle y te limite a ningún nivel. Puedes encontrar ayuda significativa para manejar esta y otra pérdidas en tu vida en el “Manual Superando Pérdidas Emocionales”. Una vez que hayas llevado a cabo estas acciones, podrías descubrir, dentro de ti, el deseo de ayudar a otros a través de pérdidas difíciles convirtiéndote en un ESPECIALISTA CERTIFICADO en el METODO GRIEF RECOVERY.

Más informes: www.metodogriefrecovery.com

Visit Us On TwitterVisit Us On Facebook